LO SÉ, sé que cuesta horrores, que muchas veces no quieres mirar hacia dentro por no enfrentar ese vacío.

Sé que te da miedo ver que lo que hay es un espacio y unas heridas.

También sé que esas heridas no te dan miedo, lo que te da miedo es no saber qué hacer con ellas.

¿Qué hago con este dolor tan grande? ¿Que hago con esta sensación que me comprime en el centro del pecho y me hace sentir tal tristeza?

Lo primero que quieres es huir, por eso te evades, porque el vacío interior es tan doloroso que duele hasta la última célula cuando lo observas así.

Las heridas que continuamente se tocan nunca cicatrizan. Ante la herida, sólo obsérvala, y dale el tiempo que sea necesario para que se cure. Pero no urges en el dolor del pasado porque la hará más grande.

Ante la herida, observa, y no te resistas a nada.

El Dolor de esa herida viene porque ha sucedido algo que no era lo que tú esperabas, que no era lo que te hubiera gustado que pasara.

Pero es que no tenemos poder sobre los demás, no podemos hacer que hagan nuestra voluntad y digan lo que queremos escuchar.

Puede ser muy frustrante, lo sé, sobretodo cuando sientes que están faltando a su palabra. Esto es lo que más me duele a mi, pero es que el ser humano es cambiante y hoy dice blanco y mañana puede opinar otra cosa. Y esto es justamente lo que has de aceptar.

Decía Yogi Bhajan, mi gran maestro, que las personas siempre te van a traicionar, que cuanto antes aceptes esta verdad, mejor para ti. Incluso los grandes maestros son traicionados.

Porque? Porque las personas se traicionan a sí mismas, no se escuchan, no se atienden, viven sumergidas en distracciones externas, y desconocen su verdad.

Su verdad, tu verdad, no es otra que sentir que puedes morar el amor más infinito De Dios en tu corazón sin la necesidad exterior de nadie. Esa es tu verdad, y mientras no encuentres ese amor en tus profundidades, no se llenará ese vacío. Nadie podrá llenarlo, nadie. Y esto es lo más duro, pero ese vacío es tu responsabilidad.

Si te permites sentirlo, llorarlo, lo cruzarás, lo atraviesaras y sabes que? Esto te liberara, ya no tendrás miedo al dolor, porque lo conocerás, ya no tendrás miedo al vacío porque habrás caminado por el. Ya no tendrás miedo a nada, porque tenemos miedo a lo que desconocemos.

Y lo mejor de esto, sabes que es?

Que el universo siempre acaba llenando los espacios vacíos. Incluso un pequeño agujero en el asfalto se llena de agua, de tierra y de vida. Observa la naturaleza, que constantemente te está diciendo, confía, se llenará.

Pero se selectiv@, no lo llenes con cualquier cosa, es tu interior más preciado, deja la basura fuera y mete dentro solamente lo que te aporte amor nada más mirarlo.

Selecciona bien, sube tu listón y no te conformes con menos de lo que tú alma te dice que has de ser y tener.

Porque el vacío, es el vacío del Ser. De creernos que somos todo a sentir que no somos nada. Esta es la clave, siente tu vacío, permítetelo, y Se, se tu con mayúsculas, Antes de estar con nadie, sé tú… porque esta es la era del ser, se acabó el hacer hacer y hacer, esta es la era de la verdad.

Sé tú Verdad, escúchate, medita, irá, observa, siente el amor en tu corazón. Si haces esto, el universo hará el resto.

Tú solo CONFÍA y MANTÉN LA FE.

¡¡Compártelo con tus amig@s!!